Ulls per no veure’t

Ulls per no veure’t” (Ojos para no verte) será una instalación visual-literaria que tendrá como objetivo adentrar al espectador en el mundo de la mentira.

Los ojos como metáfora del conocimiento. La mentira como una de aquellas ideas que somos incapaces de ver ni con los ojos físicos, ni con los metafóricos. El espectador ampliará sus conocimientos sobre la materia, pero esto no le ayudará a identificar aquello aprendido en un escenario cotidiano. Así, esta exposición será un ejercicio de aprendizaje inútil y frustrante. Se convertirá, pues, en una especie de crítica al conocimiento, así como también a la importancia que damos los humanos a la verdad y a ciertas capacidades físicas.

Los elementos con que el espectador contará para ilustrarse sobre las mentiras serán los siguientes:

  • Representación visual y metafórica del concepto
    Unas gafas sobre un marco. El primer elemento representa la idea de que los humanos vemos todo a través de un tipo de pantalla formada por elementos intangibles, como las emociones propias, y tangibles, como los ojos. La forma de ver las cosas determina el tipo de mentiras que explicamos y que nos explican. El marco representa el contexto de la mentira. Es aquello que da carácter a una visión determinada. Las mismas gafas en otro marco tendrían un significado diferente. Los humanos estamos por encima del marco y podemos cambiarlo si queremos, por este motivo las gafas también  están encima del marco.
  • Nanocuento / mentira
    Un relato breve que da sentido y significado a la representación visual de unas gafas determinadas sobre un marco en concreto. Esta mentira rodeará el marco y la definición de la mentira que representa, haciéndolos suyos.
  • Nombre y definición del tipo de mentira
    Es la única verdad conocida. Es la esencia de lo que representa el conjunto del marco, las gafas y la mentira. Se trata del conocimiento inútil que adquirirá quién visite la exposición.

 

Este proyecto está en proceso de desarrollo. Cualquiera puede participar en él haciéndome llegar un par de gafas. Da igual el tipo de gafas, sus colores y su estado físico (¡también valen rotas!). Cualquier aportación será bienvenida.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario