Taquicardia

Tambores tronadores despiertan
al mostrarse por sorpresa tu
querible rostro de algodón tintado.

Un humano normal evitar no puede
iluminarse en alma
cuando la inusitada mirada
acaramelada de tu inerte
retrato le observa en infinito sostenido.

Dime por qué se mantiene terca la esperanza
insuflando semejante ritmo, tras suceso tan mundano,
al pobre músculo desahuciado.

 

– Eqhes DaBit –
– 27, Octubre, 2014 –
– Sant Carles de la Ràpita (España) –

Etiquetas:, , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario